Más allá de sus extraordinarios números, el golfista Seve Ballesteros ha sido un referente de aquello que llamamos "deporte poético", es decir, una figura que resume sí misma buena parte de los anhelos e ideales que inconscientemente proyectamos sobre el deporte.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Jorge Blanco Guntiñas