Más que un largo discurso bastaría decir que en aquellos insatisfactorios años 80, la única figura española del deporte que era un nº 1 mundial era Seve. Una sola persona, de un país donde el golf casi no existía, se convertía casi por arte de magia en el jugador más carismático y sorprendente de todos los tiempos. No era perfecto, los errores formaban parte inherente de su modo de jugar, pero cada vez que se metía en problemas tenías el pálpito que su siguiente golpe se convertiría en un triunfo. Parecía que dentro de él existía un trampolín que se activaba cuantos mayores fueran los problemas. Cambió el mundo del golf. Gracias a él muchos piensan que la única aristocracia viene del trabajo y el talento, no de la determinación por los medios, la riqueza o tráfico de influencias.. Desde esta plataforma seguiremos su legado. Seve está más vivo que nunca, algunos saborean las mieles de un camino que él abrió. Si Europa es competitiva a nivel golfístico es porque él se hizo abanderado del orgullo de este continente, pionero de este extraño y bello deporte. Allí donde se piensa que la magia existe entre hierba finamente cortada, allí está su espíritu, inspirando una nueva salida de bunker.

¿Podemos ayudarle? Póngase en contacto con nosotros.

Su mensaje del formulario se ha enviado correctamente.

Ha introducido los siguientes datos:

Formulario de contacto

Por favor, corrija los datos introducidos en los campos siguientes:
Al enviar el formulario se ha producido un error. Inténtelo de nuevo más tarde.

Atención: Los espacios marcados con * son obligatorios.

Por favor, tenga en cuenta que el contenido de este formulario no está encriptado
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Jorge Blanco Guntiñas